• Español
  • English
  • Português
G20 Aprueban impuesto global a empresas y multinacionales

G20: Aprueban impuesto global a empresas y multinacionales

Share

Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

En estos últimos días, se ha estado comentando bastante sobre la aprobación del impuesto global a empresas por parte de los líderes del G20. Veamos en qué consiste ello:

1. Antecedentes

Meses atrás, los ministros de Hacienda del G20 habían acordado un impuesto mínimo del 15% con el fin de desalentar a las empresas de utilizar recursos contables para evadir impuestos en paraísos fiscales, y lo más probable era su aprobación por la cumbre de Roma de las principales economías del mundo.

El G20 está conformado por los líderes de los 20 países más poderosos del mundo.

2. Aprobación Unánime

Los mandatarios del Grupo de los 20 (G20) aprobaron por unanimidad un impuesto mínimo global a las grandes empresas. Es decir, cada país aplicaría el impuesto mínimo por su cuenta. Los líderes del G20 se reunieron el día sábado pasado en Roma, Italia. 

La idea es que el país sede de una empresa elevaría sus impuestos al 15% si sus ganancias se beneficiaran con tasas inferiores en otro país. Lo que se busca es evitar que las grandes multinacionales oculten ganancias en paraísos fiscales y como un intento de redistribución de la riqueza para que no se acumule en pocas manos.

3. Supuestos beneficios

Se dice que, en la economía digital y global de hoy, los beneficios pueden provenir de intangibles como los derechos de autor y las marcas registradas, que se puede transferir fácilmente a países que aplican impuestos cercanos a cero para atraer ingresos que de otro modo no tendrían.

4. Nuevos ingresos – Expectativas

Con esta regla fiscal, se debería permitir a 136 países que representan el 90% del PIB mundial, genera unos 150.000 millones de dólares de ingresos adicionales al año gracias al impuesto mínimo que cada país debe legislar a partir del 2023.

5. Tipo impositivo

Para un mejor entendimiento, la medida fiscal aprobada implica un tipo impositivo mínimo del 15% para las empresas con más de 750 millones de euros anuales (867 millones de dólares) de facturación. Con ello, se permite que los ingresos abonados por las grandes empresas lleguen a los países donde obtienen sus ingresos y no donde tienen su sede social.

Esto aplicará a las multinacionales cuya facturación mundial supere los 20.000 millones de euros (unos 23.000 millones de dólares) y cuya rentabilidad sea superior al 10%. 

Fuente: Gestión 02/11/21

Noticias Relacionadas

¿Cómo Podemos Ayudarte?

    Para comunicarte con nosotros necesitas llenar el siguiente formulario