NIC 7 Estado de Flujos de Efectivo en paraguay

NIC 7 Estado de Flujos de Efectivo

Comparte esta noticia

Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Definición del estado de flujo de efectivo

El estado de flujo de efectivo es la agrupación de los movimientos de efectivo ejecutados durante un periodo las cuales se encuentran clasificados como actividades de operación, inversión y financiamiento.

Importancia del estado de flujo de efectivo

  • Proporciona información oportuna para la toma de decisiones de la Gerencia.
  • Brinda información de los principales desembolsos de efectivo realizados por la Compañía.
  • Brinda información importante para pronosticar futuros desembolsos para el siguiente año.
  • Ayuda a tomar decisiones de inversión a corto plazo.
  • Determina la capacidad de la Compañía para hacer frente a sus obligaciones.

Métodos de elaboración del estado de flujo de efectivo

De acuerdo a la NIC 7 párrafo 18, la Compañía debe informar acerca de los flujos de efectivo de las operaciones usando una de los dos siguientes métodos:

  1. Método directo, según el cual se presentan por separado las principales categorías de cobros y pagos en términos brutos; o
  2. Método indirecto, según el cual se comienza presentando la ganancia o pérdida en términos netos, cifra que se corrige luego por los efectos de las transacciones no monetarias, por todo tipo de partidas de pago diferido y acumulaciones (o devengo) que son la causa de cobros y pagos en el pasado o en el futuro, así como de las partidas de pérdidas y ganancias asociadas con flujos de efectivo de operaciones clasificadas como de inversión o financiación.

Clasificación del estado de flujo de efectivo

Actividad de operación

Los flujos de efectivo procedentes de las actividades de operación se derivan fundamentalmente de las transacciones que constituyen la principal fuente de ingresos de actividades ordinarias de la entidad. A continuación, las principales actividades de operación son los siguientes:

  1. cobros procedentes de las ventas de bienes y la prestación de servicios;
  2. cobros procedentes de regalías, cuotas, comisiones y otros ingresos de actividades ordinarias;
  3. pagos a proveedores por el suministro de bienes y servicios;
  4. pagos a y por cuenta de los empleados;
  5. cobros y pagos de las entidades de seguros por primas y prestaciones, anualidades y otras obligaciones derivadas de las pólizas suscritas;
  6. pagos o devoluciones de impuestos sobre las ganancias, a menos que éstos puedan clasificarse específicamente dentro de las actividades de inversión o financiación; y
  7. cobros y pagos derivados de contratos que se tienen para intermediación o para negociar con ellos.

Actividad de inversión

La información a revelar de las actividades de inversión es importante, porque tales flujos de efectivo representan la medida en la cual se han hecho desembolsos para recursos que se prevé van a producir ingresos y flujos de efectivo en el futuro. Solo los desembolsos que den lugar al reconocimiento de un activo en el estado de situación financiera cumplen las condiciones para su clasificación como actividades de inversión. Ejemplos de flujos de efectivo por actividades de inversión son los siguientes:

  1. pagos por la adquisición de propiedades, planta y equipo, activos intangibles y otros activos a largo plazo.
  2. cobros por ventas de propiedades, planta y equipo, activos intangibles y otros activos a largo plazo;

Actividad de financiación

Es importante la presentación separada de los flujos de efectivo procedentes de actividades de financiación, puesto que resulta útil al realizar la predicción de necesidades de efectivo para cubrir compromisos con los suministradores de capital a la entidad. Ejemplos de flujos de efectivo por actividades de financiación son los siguientes:

  1. cobros procedentes de la emisión de acciones u otros instrumentos de capital;
  2. pagos a los propietarios por adquirir o rescatar las acciones de la entidad;
  3. cobros procedentes de la emisión de obligaciones sin garantía, préstamos, bonos, cédulas hipotecarias y otros fondos tomados en préstamo, ya sea a largo o a corto plazo;
  4. reembolsos en efectivo de fondos tomados en préstamo; y
  5. pagos realizados por el arrendatario para reducir una deuda pendiente procedente de un arrendamiento.

Noticias Relacionadas

¿Cómo Podemos Ayudarte?

    Para comunicarte con nosotros necesitas llenar el siguiente formulario

    He leído y acepto la política de privacidad