• Español
  • English
  • Português

Lo que hay que saber para obtener la residencia legal y fiscal de Uruguay

Es una tendencia en los últimos años, el querer conocer como darse de baja como contribuyente en Argentina e irse a Uruguay.
Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter

Es una tendencia en los últimos años, el querer conocer como darse de baja como contribuyente en Argentina e irse a Uruguay.

Según Martín Litwak para Infobae, esta situación se encuentra originada o se viene dando por tres oleadas, las cuales pueden resumirse en las siguientes ideas: 

  • La primera ola de consultas surgió tras el resultado de las elecciones PASO de agosto del 2019 que adelantaban el triunfo del actual presidente Alberto Fernández.
  • La segunda, ocurrió a principios de 2020, con la modificación del Impuesto a los Bienes Personales que introdujo la Ley de Emergencia se generó otro fuerte impulso. 
  • Por último, la tercera oleada de interés por el éxodo fiscal se dio también en 2020 por el impulso del “impuesto a la riqueza” y se extendió en 2022 en medio de la pandemia de coronavirus. 

Como se puede observar, las decisiones y propuestas que realiza el Gobierno afectan claramente en la necesidad  de que los contribuyentes prefieran Uruguay. 

Ahora bien, según la normativa fiscal Argentina, se consideran residentes argentinos a efectos fiscales, a toda personal de nacionalidad argentina, nativas o naturalizadas. 

Asimismo, la residencia legal en el citado país, es la admisión a permanecer en el país otorgada por el Estado Argentino con carácter permanente en atención al cumplimiento de detemrinados requisitos.

Por otro lado, en Uruguay, la residencia legal se otorga a aquellos extranjeros que pretendan establecerse en Uruguay, ya sea por intereses laborales, personales o impositivos. Este concepto se asocia con el lugar, donde el individuo vive. Se trata, esencialmente, de un tema migratorio que puede o no generar consecuentras tributarias, explico Litwak a Infobae. 

Hay dos tipos de residencia legal: Una temporal, donde el plazo de permanencia en el territorio uruguayo es no menor a 180 días y por un máximo de 2 años, que puede ser prorrogable. Y otra definitiva, que se obtiene mediante un trámite para cual interesado deberá cumplir con ciertos requisitos.

En relación a la residencia fiscal, según Litwak, se presume que una persona la tiene cuando realiza en territorio uruguayo alguna de las siguientes inversiones: 

  • En bienes inmuebles por un valor superior a 15.000.000 UI (Unidades Indexadas, similares a las UVA locales), aproximadamente USD 1.650.000.
  • En bienes inmuebles al 1/07/2020 por un valor superior a 3.500.000 UI, unos USD 370.000, y se registre una presencia efectiva en territorio uruguayo durante el año civil, de al menos 60 días.
  • Directa o indirecta, en una empresa por un valor superior a 45.000.000 UI (USD 5 millones), que comprenda actividades o proyectos que hayan sido declarados de interés nacional.
  • Directa o indirecta, al 1/07/2020 en una empresa por un valor superior a 15.000.000 UI (USD 1,5 millones) y se generen al menos 15 nuevos puestos de trabajo directo en relación de dependencia, a tiempo completo, durante el año calendario.

Al final, también existen otros requisitos para obtener la residencia fiscal y tener el certificado que acredite ello. 

Esta información a mayor detalle la podra leer tambien en Infobae.

Fuente: Infobae 24/09/21

Noticias Relacionadas

Contáctanos
Servicios de Calidad Soluciones Empresariales

Para comunicarte con nosotros necesitas llenar el siguiente formulario