Logo TPC Group
  • Español
  • Português
  • English

Casación No. 21101-2023 Lima: Deducción de gastos por intereses

En un reciente fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia de la República, se resolvió el caso de casación interpuesto por Monterrico Sociedad Anónima, una compañía dedicada a la exploración y explotación de hidrocarburos.

Casación No. 21101-2023 Lima: Deducción de gastos por intereses

Introducción

En un reciente fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia de la República, se resolvió el caso de casación interpuesto por Monterrico Sociedad Anónima, una compañía dedicada a la exploración y explotación de hidrocarburos. El conflicto se centró en la correcta aplicación de la deducción de gastos financieros y la valoración de activos fijos, implicando consideraciones detalladas sobre el principio de causalidad en la deducción de gastos para la determinación de la renta neta de tercera categoría. 

Antecedentes y Planteamiento del Problema

Monterrico Sociedad Anónima enfrentó reparos tributarios por parte de la SUNAT, principalmente relacionados con la deducción de gastos financieros atribuidos a préstamos utilizados para el pago de dividendos (renta no gravada) y la clasificación de ciertos activos fijos. La empresa argumentaba que estas deducciones eran esenciales para sus operaciones de producción, mientras que la SUNAT sostenía que los gastos no cumplían con los requisitos para ser considerados deducibles según el principio de causalidad establecido en el artículo 37 de la Ley del Impuesto a la Renta. 

Desarrollo del Conflicto

El conflicto escaló a través de varias instancias administrativas y judiciales. La demanda inicial de Monterrico buscaba la nulidad de varias resoluciones administrativas que denegaban la deducción de ciertos gastos y la depreciación de activos. A lo largo del proceso, se debatieron intensamente los criterios de deducción de gastos y la clasificación de los activos, así como la aplicación de intereses moratorios por el retardo en la resolución de los recursos impugnatorios por parte de la autoridad tributaria. 

Resolución Judicial y Principios Aplicados

La resolución de la Corte Suprema resaltó varios puntos clave: 

  1. Principio de Causalidad: Se reiteró que para que un gasto sea deducible, debe estar vinculado directamente con la generación de renta gravable. En el caso de Monterrico, se determinó que parte de los gastos financieros no eran deducibles porque los préstamos asociados fueron utilizados también para pagar dividendos, lo que constituye una renta no gravada. 
  2. Clasificación de Activos Fijos: Se analizó si ciertos activos debían clasificarse como de superficie o subsuelo, afectando su tratamiento de depreciación. La Corte confirmó que los motores en cuestión deberían tratarse como activos de superficie y, por lo tanto, no eran deducibles de acuerdo con la legislación tributaria aplicable. 
  3. Intereses Moratorios: La Corte también abordó la acumulación de intereses moratorios debido a la demora de la SUNAT y el Tribunal Fiscal en resolver las apelaciones, concluyendo que tal demora infringía el principio de razonabilidad y tutela judicial efectiva, ordenando la eliminación de los intereses moratorios generados por el exceso de plazo. 

Conclusión

Este caso ilustra la complejidad de la legislación tributaria en el contexto de operaciones corporativas grandes y subraya la importancia de una cuidadosa planificación fiscal y contable. La decisión enfatiza la necesidad de que las empresas aseguren que todas las deducciones cumplan estrictamente con los principios de causalidad y legalidad para evitar conflictos futuros con las autoridades fiscales. Además, resalta la responsabilidad de las entidades administrativas de resolver disputas en un plazo razonable para no perjudicar a los contribuyentes. Casación No. 21101-2023 Lima: Deducción de gastos por intereses.

Noticias Relacionadas