• Español
  • English
  • Português

Los centros de desarrollo tecnológico en la mira de la Autoridad Fiscal israelí

A raíz del auge tecnológico en el país, la Autoridad Fiscal israelí ha decidido buscar formas de aumentar la recaudación de impuestos a través de la ampliación de herramientas existentes, precios de transferencia y reclasificación de ingresos.

A raíz del auge tecnológico en el país, la Autoridad Fiscal israelí ha decidido buscar formas de aumentar la recaudación de impuestos a través de la ampliación de herramientas existentes, precios de transferencia y reclasificación de ingresos.

Mediante una interpretación estricta de la ley fiscal, han gravado por el Impuesto de Sociedades sobre beneficios calculado en un 15% o un 20% del coste de explotación de sus centros de desarrollo, en lugar del 10% de años anteriores; a las empresas tecnológicas estadounidenses que mantienen centros de desarrollo en Israel.

Esto se debe a que, para la Autoridad Tributaria, los centros de desarrollo israelíes tienen un mayor impacto en las ganancias reales de las empresas. Según la OCDE, los centros de desarrollo tecnológico son necesarios para la capacidad de las empresas de desarrollar nuevos productos y mantener tasas más altas de rentabilidad.

Se tiene conocimiento que muchos empresarios israelíes han decidido fundar empresas en EEUU con el objetivo de beneficiarse de las subvenciones, pero debido al cambio en la postura de la Autoridad Fiscal, las empresas, que solían tener su centro de desarrollo en Israel, están obligadas a recalcular el beneficio atribuible al centro israelí ya la propiedad intelectual ubicada en él.

La Autoridad Fiscal ha descubierto propiedad intelectual desarrollada en Israel, pero retenida en los EE. UU. o en un paraíso fiscal, y las empresas en cuestión han tenido que pagar impuestos sobre la transferencia de propiedad intelectual desde Israel

Ahora bien, se crea un escenario de incertidumbre por parte de las empresas, ya que no existe aún una enmienda legislativa o circular oficial. Lo que genera que las empresas internacionales tengan dificultades para planificar y estimar por adelantado las consecuencias fiscales de los acuerdos con empresas israelíes.

De esta forma, las empresas de este país pueden afrontar problemas frente al Servicio de Rentas Internas de EEUU, puesto que las empresas informan de una cierta ganancia que surge en Israel o en los EEUU, pero la Autoridad Tributaria puede afirmar que la parte de la ganancia que surge en Israel es mucho mayor y esto trae como consecuencia una doble imposición en los dos países.

Fuente: Noticias del Mundo 12/01/22

Noticias Relacionadas

Certificación ISO 9001

La ISO 9001 es la norma internacional de gestión de calidad por excelencia, la misma que establece requisitos que las empresas deben implementar con la finalidad de demostrar su capacidad para prestar servicios y productos bajos estándares de calidad internacional.

LEER NOTICIA »