AUDITORÍA INTERNA

¿Qué es Auditoría Interna?


La auditoría interna proporciona una garantía independiente de que los procesos de gestión de riesgos, gobierno y control interno de una organización están funcionando de manera eficaz. Este rol es único porque el auditor interno es un agente que monitorea las acciones de otros gerentes, quienes son empleados de la misma organización.

El Instituto de Auditores Internos (The Institute of Internal Auditors – IIA) ha elaborado la siguiente definición de auditoría interna, aceptada mundialmente:

  • Auditoría interna es una actividad independiente y objetiva de aseguramiento y consulta concebida para agregar valor y mejorar las operaciones de una organización.
  • Ayuda a una organización a cumplir sus objetivos aportando un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno.

Objetivos de la Auditoría Interna


El objetivo de la auditoría interna es apoyar a los miembros de la organización en el desempeño de sus actividades, generando beneficios que permitan determinar si los sistemas y procedimientos establecidos son efectivos y hacer recomendaciones para el mejoramiento de las políticas, procedimientos, sistemas, normas, filosofía entre otras.

El trabajo de auditoría comprende:

  • Elaborar de forma fiable e integra los informes de uso interno y externo
  • Garantizar el cumplimiento de políticas, planes, procedimientos, normas y reglamentos dentro de la organización.
  • Utilización económica y eficiente de los recursos.
  • Seguimiento y control de las gestiones administrativas del negocio.
  • Incrementar las posibilidades de lograr los objetivos de la empresa.
  • Asegurar la veracidad de los datos financieros aportados por la entidad.
  • Identificar algún tipo de error, así como posibles estafas y fraudes.
  • Proteger y asegurar los activos.

La auditoría interna sirve como herramienta de ayuda de control cuando el negocio se expande, a mayor crecimiento, mayor complejidad, requiriendo mayores controles y seguimiento en todos los aspectos.

Independencia y objetividad de la Auditoría Interna


La independencia y la objetividad son dos componentes fundamentales de una actividad de auditoría interna eficaz, en este sentido, la actividad de auditoría interna debe ser objetiva e independiente, de verificación y consulta, diseñada específicamente para incrementar los resultados positivos de una gestión determinada.

La independencia está establecida por la estructura de la organización y las líneas de reporte. La objetividad se logra mediante una apropiada actitud mental. La objetividad, habilidades y conocimientos de los auditores internos competentes pueden agregar valor de forma significativa a los procesos de control interno, gestión de riesgos y gobierno de la organización. De forma similar, puede proporcionar aseguramiento a otras partes interesadas, tales como los entes de regulación, empleados, proveedores financieros y accionistas.

Pasos para realizar Auditorías Internas


Al realizar una auditoría interna se deben establecer sistemas de evaluación para la continua mejora de las operaciones en cualquier organización. Es importante, realizar un análisis general de la organización que será auditada. De esa manera, el equipo de auditoría puede tener una mejor comprensión de cómo funcionan los procesos y cuáles son los objetivos de la entidad.

Ellos son:

  1. Elaboración de Programas de Auditoría
  2. Plan de Auditoría
  3. Revisión de la documentación y elaboración de listas de verificación
  4. Ejecución de la Auditoría
  5. Presentación del Informe de Auditoría
  6. Seguimiento de las acciones de mejora

De esta manera, la auditoría interna verifica continuamente la efectividad de los controles establecidos por una organización, sistematizando su propio modelo de gestión a través de la recolección de información que le permita estudiar y mejorar los planes de gestión, control y riesgo.

La actividad de auditoría interna evalúa la exposición al riesgo del gobierno, las operaciones y los sistemas informáticos de la organización. También evalúan otros aspectos, tales como la ética y los valores dentro de la organización, la gestión del desempeño, la comunicación de la información referida a riesgos y controles dentro de la organización con el fin de facilitar un buen proceso de gobierno.

¿En qué se diferencia una auditoría interna de una auditoría externa?


La principal diferencia radica en que:

  • La Auditoría Interna forman parte de la organización y realiza un diagnóstico, destinado para la empresa; y sus procedimientos están basados en la evaluación permanente de los sistemas de información de las unidades económicas y del control interno de las transacciones y operaciones, cuyo objeto es la emisión de informes, dirigidos a formular sugerencias para el mejoramiento de la misma. El alcance del trabajo de los auditores internos es integral.
  • En el caso de la Auditoría Externa son independientes de la organización, ofrecer una opinión independiente de los estados contables anuales de la organización, sobre la razonabilidad, integridad y autenticidad de dichos estados financieros, destinados generalmente para terceras personas, ajena a la empresa. La auditoría externa se lleva a cabo cuando se tiene la intención de publicar los estados financieros examinados, acompañado de la declaración del auditor independiente a fin de dar fe pública de la autenticidad de los mismos que permita a los usuarios de dicha información tomar decisiones.
Recomendamos a nuestra firma aliada VAG Latam si tuviese alguna consulta sobre

Auditoría Interna

Newsletter

    Suscríbete a nuestro Newsletter internacional

    ¿Cómo podemos ayudarte?

      Para comunicarte con nosotros necesitas llenar el siguiente formulario

      He leído y acepto la política de privacidad