• Español
  • English
  • Português

BID y BM condicionan el desembolso de préstamos

Comparte esta noticia

Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Ciudad de Guatemala, Guatemala – 06 de Octubre de 2016

En su tercer día de audiencias, la Comisión de Finanzas del Congreso recibió ayer a los representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial, quienes explicaron a los integrantes de la sala el destino de los US$ 500 millones en préstamos que recibirá el gobierno de Jimmy Morales para el próximo año. La condicionante de ambas organizaciones es que el Estado deberá de demostrar su ejecución, de lo contrario se detendrán los desembolsos para programas específicos.

Entre los proyectos financiados por el BID y el BM que pueden ser afectados están: electrificación rural; apoyo al Ministerio Público (MP) y a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT); lucha contra la desnutrición e infraestructura urbana; no así el de apoyo presupuestario al que el Ejecutivo deberá asignarle destino específico. En medio de las restricciones, el presidente de la sala de Finanzas, Jairo Flores, cuestionó al viceministro de la cartera financiera Víctor Martínez por la escasa ejecución –ocho por ciento– que tienen los créditos financieros a la fecha.

“Estamos preocupados porque se ha desacelerado la ejecución”, explicó el representante del BID, Fernando Quevedo. Agregó en su intervención que después que el Directorio apruebe el préstamo, que suma US$ 250 millones, realizarán evaluaciones constantes de la forma en que se realizará el gasto.

Homa-Zahra Fotouhi del BM, explicó que se realizará una revisión del “progreso” de los programas, esto con el objetivo de evitar que exista una baja ejecución como sucedió este año. “Haremos una supervisión cada cuatro meses”, explicó la representante al mismo tiempo que adelantaba que la entidad internacional analiza otorgar otro crédito por US$ 200 millones para dos proyectos específicos –censo de empleados públicos y para el primer nivel de atención en salud–.

De acuerdo a Carlos Barreda, integrante de la Sala de Trabajo, el Congreso tendrá que conocer en total de US$ 700 millones, pese a la advertencia de los organismos internacionales de reducir a futuro la cartera si existe una baja ejecución. El congresista indicó que ambos representantes reconocieron que debido a la crisis “política” de 2015, el desembolso de los préstamos quedó para el segundo año de gobierno.

Fuente: El Periódico

Noticias Relacionadas

¿Cómo Podemos Ayudarte?

    Para comunicarte con nosotros necesitas llenar el siguiente formulario

    He leído y acepto la política de privacidad