Chile: SII llama a revisión a 50 compañías por operaciones con eventuales paraísos fiscales

tpconsultants Chile, Noticias

A inicios de este año, el Servicio de Impuestos Internos (SII) lanzó su plan anual de fiscalización, denominado Plan de Gestión y de Cumplimiento Tributario (PGCT), a través del cual informaba a los distintos actores del mercado -y de diferentes rubros- sus principales acciones con el objetivo de reducir aspectos pendientes relativos al pago de los impuestos respectivos.

Una temática relevante para el servicio liderado por Fernando Barraza es el escrutinio de las operaciones realizadas por multinacionales chilenas o que tienen filiales en el exterior.

Todos actores importantes, como corroboran las cifras del año tributario 2018. En ese período, contribuyentes chilenos informaron operaciones fuera del país por más de US$ 83.000 millones -equivalente al 33% del PIB-, y rentas asociadas por US$ 6.710 millones. Esto se tradujo en remesas desde Chile por más de US$ 16.759 millones.

¿Qué busca el SII? Determinar el correcto pago -o sea, ajustado a sus normas- de los denominados precios de transferencia, que son los valores a los cuales una empresa transfiere bienes físicos, funciones y propiedad intangible, o provee servicios a entidades relacionadas.

Así, en junio de cada año los contribuyentes obligados deben presentar la declaración jurada (DJ) 1907, documento que sirve para caracterizar a las empresas y personas que realizan este tipo de operaciones fuera del país.

Tras dicha etapa, en las últimas semanas Impuestos Internos resolvió llamar a revisión a 50 multinacionales a partir del último trimestre de este año. ¿La razón? Un grupo especializado detectó patrones de comportamiento tributario similares a los casos observados en la masiva filtración de información de sociedades y contribuyentes con operaciones en países de baja tributación en 2017 y que involucró a autoridades y empresas de prácticamente todo el mundo (conocido como Paradise Papers), además del envío de diversas cartas de intercambio de información con otras administraciones tributarias.

Eso sí, recalcan en el SII, la similitud no implica que sean parte de la misma investigación.

¿Qué se busca?

La jefa de la Oficina de Análisis Selectivo del Cumplimiento Tributario del SII, Paula Acevedo, señala que uno de los focos de acción del organismo al poner la lupa sobre los precios de transferencia, es reducir las brechas de cumplimiento. “Tenemos programadas acciones de tratamiento proporcionales al nivel de cumplimiento de los contribuyentes, las que se aplicarán durante el último trimestre del año, y abarcarán préstamos en el exterior por más de US$ 16.000 millones”, asegura.

Entre dichas acciones, se consideran desde la citación, la rectificación de declaraciones de impuestos, y en caso de que los incumplimientos sean graves o reiterados, se procederá a la auditoría y, eventualmente, a denuncias o querellas por delito tributario.

Eso sí, desde el SII enfatizan que las medidas lo que buscan es reforzar el cumplimiento de las obligaciones, ayudando a quienes responden y castigando a quienes se esmeran en burlar sus exigencias.

Aquello cobra relevancia, considerando que las transacciones informadas por contribuyentes en la DJ 1907 alcanzaron nada menos que US$ 156.000 millones en el año tributario 2018.

Los principales montos correspondieron a operaciones de ingresos y egresos por instrumentos financieros, y la compra y venta de bienes producidos. Estimaciones del SII revelan que 7,5% de los obligados a declarar sus transacciones no lo hicieron en 2018, lo que equivale a 286 contribuyentes.

En dicho año tributario, se incorporaron en el listado de sujetos obligados a declarar a empresas y personas que mantuvieron operaciones en países clasificados como regímenes tributarios preferenciales. Así, los actores obligados a declarar aumentaron un 22% versus el año previo.

Tarjetas amarillas

Según el balance del SII, este año se mantuvo un plan de tratamiento a los contribuyentes obligados a presentar la DJ 1907.

Así, enviaron “mensajes preventivos” a más de 3.800 contribuyentes por estar en potenciales incumplimientos de sus obligaciones tributarias, cuyos resultados se conocerán a partir de octubre.

“El mensaje es preventivo, y tiene como finalidad prevenir al contribuyente de un posible incumplimiento, recordándole que, de acuerdo a nuestros registros, podría estar obligado a presentar el formulario 1907”, complementan desde el organismo.

En términos de las fiscalizaciones relativas a la correcta determinación de los precios de transferencia, que también incluyen operaciones financieras como préstamos entre sociedades relacionadas, estas permitieron al SII recaudar cerca de US$ 59 millones en 2017, de los cuales la mitad correspondió a rectificatorias por transacciones financieras (US$ 30,8 millones).

Los procesos de fiscalización correspondientes a 2018 y 2019 aún están en proceso.

Cabe señalar que dichos procedimientos se resuelven en general al cabo de 18 meses.

En la DJ 1929 sobre transacciones en el exterior, se informaron más de US$ 26.000 millones en inversiones en instrumentos financieros, e intereses por US$ 1.040 millones.

Los otros focos del plan anual del servicio

En el marco de su Plan de Gestión y de Cumplimiento Tributario (PGCT), para este año el Servicio de Impuestos Internos (SII) estableció sus prioridades, siendo uno de las principales incursionar en el mercado de los influencers. Dicho concepto se refiere a personas que aprovechan su popularidad en redes sociales -como YouTube, Twitter e Instagram- para promocionar productos entre sus seguidores. A cambio de ello, perciben ingresos de parte de las compañías que quieren dar a conocer sus mercancías. El servicio busca determinar si están pagando los impuestos por las rentas que perciben.
El SII destinará esfuerzos también a la economía digital en su conjunto. Así, pondrá el foco sobre los proveedores de productos y servicios para conformar la infraestructura de Internet, las aplicaciones, los servicios digitales mixtos que intermedian oferta y demanda (como agencias de viajes y empresas de subastas on line) y el comercio vía Internet.
También priorizará las operaciones realizadas por contribuyentes con empresas relacionadas fuera del país.

Fuente: Diario Financiero